Te explicamos qué es la Semana Santa para el cristianismo, cuándo se celebra y qué se conmemora en cada uno de sus días.

Semana Santa
La Semana Santa conmemora la muerte y resurrección de Cristo.

¿Qué es la Semana Santa?

La Semana Santa o Semana Mayor es una de las celebraciones anuales populares más importantes de la cultura cristiana, que conmemora las diferentes etapas de la Pasión de Jesucristo: desde su entrada en Jerusalén, hasta su viaje, su muerte y su resurrección. La Semana Santa es uno de los momentos anuales más litúrgicos y rituales del cristianismo.

En términos religiosos, la Pascua representa la última semana del Mesías en la Tierra. Por eso su contenido ritual va desde lo triunfal hasta lo trágico y glorioso.

Se suele celebrar en una fecha variable del año, entre marzo y abril, después del Domingo de Ramos, y a partir del Miércoles de Ceniza, los días comienzan a ser «días santos». Entre ellos, los más importantes son el «Triduo Pascual» (del latín Triduo Paschale), que va desde el Jueves Santo hasta el Domingo de Resurrección (o Domingo de Resurrección).

La Semana Santa coincidió inicialmente con la Pascua, y sus criterios de celebración eran aproximadamente los mismos que los de esta última. Es por esto que los cristianos consideran a Jesús de Nazaret como el «cordero pascual», cuyo sacrificio permitió la purga de los pecados de la humanidad.

Del mismo modo, los primeros en celebrar la Semana Santa fueron los siguientes judíos de Cristo, es decir, los primeros cristianos, y luego los propios romanos cristianizados, cuyos registros más antiguos sobre este tema datan del siglo IV.

Sin embargo, a medida que el cristianismo se extendió a todas las regiones de Europa, el norte de África y Oriente Medio, sus ritos eran híbridos con muchas tradiciones paganas, como la celebración de la primavera.

Por eso la Semana Santa contemporánea se celebra de diferentes maneras en los diferentes territorios cristianos del mundo, poniendo nuestras manos en diferentes maneras de representar y simbolizar el sufrimiento de Jesucristo durante el Viacrucis, así como la gloria posterior de Su Resurrección.

Por lo general, en los países cristianos, desde el Jueves Santo hasta el Domingo de Resurrección suelen ser días festivos, no días laborables.

Vea también: Tradición

¿Cuándo tiene lugar la Semana Santa?

Se da la celebración de la Semana Santa en fechas variables, entre el 22 de marzo y el 25 de abril, siempre antes de la Cuaresma y enmarcado entre el Domingo de Ramos y el Domingo de Resurrección. Hay una razón histórica para ello.

Las primeras reglas para la celebración de la "Pascua cristiana" se definieron en el Primer Concilio de Niza en el año 325, para proporcionar una solución a la confusión sobre este tema (el paschalis computus) que se oponía a las visiones de la Iglesia de Roma y la Iglesia de Alejandría.

Así, se decidió que la Pascua cristiana se celebraría siempre en domingo, que no coincidiría con la judía, y que solo sería una vez al año, ya que el año nuevo comenzaba entonces en el equinoccio de primavera. Sin embargo, las diferencias astronómicas continuaron entre las dos iglesias, que celebraban la Pascua con 4 días de diferencia.

Así, tomó una nueva reforma del calendario ritual, que fue propuesta por el monje bizantino Dioniso el Estrecho (c. 465-550) en el año 525. Fue él quien también creó el nombre de Anno Domini ("Año del Señor") que permitió que el calendario gregoriano reemplazara al juliano. Una vez que Roma se convenció de la bondad del método alejandrinos para calcular la fecha de la Pascua, se estableció que:

  • La Semana Santa debe tener lugar siempre en domingo. Este domingo debe ser el siguiente la primera luna llena de la primavera boreal, para que no coincida con la Pascua judía.
  • La luna de Pascua debe ocurrir en el equinoccio del resorte del hemisferio norteño, o inmediatamente después. Este equinoccio debe tener lugar entre el 20 y el 21 de marzo.

Esto ha llegado al cálculo actual del calendario de la Semana Santa.

Jueves Santo

Semana del Jueves Santo
El Jueves Santo conmemora la traición de Judas y la captura de Jesús.

El Jueves Santo es el primer día del Triduo Pascual, es decir.-decir los días más importantes de la Semana Santa. Tiene lugar el jueves anterior al Domingo de Resurrección, el final del ciclo de Cuaresma. Ese día, la Iglesia Católica conmemora la Eucaristía en la Última Cena de Jesucristo y Sus Apóstoles, así como el lavabo de los pies realizado por el Mesías.

A partir de entonces, en el momento santo la oración de Jesucristo se conmemora en el huerto de olivos, así como la traición de Judas y la captura de Jesús por las autoridades romanas.

Las celebraciones del Jueves Santo varían mucho de un país a otro, pero suelen implicar, además de las misas correspondientes, procesiones solemnes con una gran presencia popular.

Viernes Santo

El quinto día de Semana Santa es quizás el más representativo de la celebración y el que más profundamente conmemora la vida de Jesús de Nazaret, dado que fue el día de la viacrucis, crucifixión y muerte de Jesucristo.

Las ceremonias solemnes de este día a menudo abundan en orfanatos rojos y en momentos de silencio, porque es un día de luto. El Viernes Santo y el Sábado Santo son los únicos días en la liturgia cristiana donde no se da misa.

La Iglesia Católica ordena a sus fieles que sigan ayunando y la abstinencia, especialmente con respecto al consumo de carnes rojas, y muchas otras iglesias cristianas ofrecen servicios especiales y prohíben la fabricación de obras mundanos.

Sábado Santo

Sábado Santo es el día de esperar la resurrección de Jesucristo, que conmemora su descenso al sepulcro y su viaje al abismo. Como (y mucho más) que el Viernes Santo, es un día de luto, de silencio ceremonial, en el que no se da misa, ni se administran otros sacramentos.

Tradicionalmente, este día se llamaba Sábado de gloria, ya que la celebración de la resurrección se celebraba por la mañana, pero después de la reforma litúrgica de la Semana Santa de 1955 (aprovechada por el Papa Pío XII), se prefiere el uso del "Sábado Santo" y se fija un ayuno de una a tres horas antes de la comunión nocturna. , cuando comienza la vigilia pascual, desde la noche del Sábado Santo hasta las primeras horas del Domingo de Resurrección.

Domingo de Resurrección

Semana Santa Domingo de la Resurrección Pascual
El Domingo de Resurrección generalmente implica procesiones religiosas y celebraciones litúrgicas.

El Domingo de Resurrección, Domingo de Gloria o Domingo de Resurrección es el día en que termina la Semana Santa, y que celebra la resurrección de Jesucristo tres días después de su muerte en la cruz. Esta celebración comienza después de la Vigilia Pascual y dura una semana, hasta el octavo de Pascua, y es una de las más importantes del calendario cristiano.

Su celebración suele implicar procesiones religiosas y celebraciones litúrgicas, así como la decoración de huevos de Pascua y otro tipo de festividades, dependiendo del país y la cultura local.

El significado teológico del Domingo de Resurrección se trata de renovar los votos y confirmar el juicio venidero de Dios, que ofreció a la humanidad un nuevo pacto a través del sacrificio del mesías, Jesucristo.

Siga con: Navidad

Referencias: