Explicamos qué es un ritual, su origen, su función, sus formas actuales y qué tipos existen. Además, las diferencias entre el ritual y el rito.

ritual
Los rituales son parte de un credo, ideología o tradición cultural específica.

¿Qué es un ritual?

Un ritual (a veces llamado rito) es un conjunto de acciones ceremoniales que se llevan a cabo repetidamente y que tienen valor simbólico o representante. Estas son acciones que forman parte de un credo, ideología o tradición cultural específica.

Su realización sirve para generar un sentido de conexión en la comunidad, para fortalecer la autoridad de quienes la dirigen o ejecutan, o simplemente para vincular a los participantes a una noción misma de espiritualidad, misticismo o compromiso sociopolítico.

Los rituales suelen implicar un modo específico de ejecución, que se repite año tras año e implica un cierto nivel de ceremonia, es decir, suelen ser solemnes, formales y dirigidos por una figura jerárquica, como un sacerdote, un líder político o social, etc. Este tipo de actividad son comunes a todas las sociedades humanas y son uno de los rasgos que los distinguen de los animales.

El origen de los rituales es, por tanto, ancestral y probablemente vinculado a las ceremonias de iniciación o ritos de fertilidad, que buscaban reproducir dentro de la cultura humana el circuito eterno de las estaciones y ciclos de la naturaleza. en efecto los rituales y mitos son dos de los elementos fundamentales de cualquier forma de religión conocido.

Sin embargo, los rituales no son sólo cosa del pasado. Muchas formas de comportamiento ritual todavía se practican en la sociedad contemporánea. Algunos se heredan de épocas pasadas y tradiciones antiguas, y otros son específicos de la compleja red de significados de la civilización moderna: las ceremonias deportivas, los ritos religiosos, las tradiciones políticas pueden ser ejemplos.

En cualquier caso, cualquier forma de ritual siempre depende de un sistema mucho más amplio de significado y asociaciones, lo que le da su significado trascendente. De lo contrario, difícilmente serían acciones vacías, repetidas sin ningún sentido una y otra vez.

Te puede servir: Cuaresma

Tipos de rituales

tipos rituales
Aparte de lo religioso, también existen rituales.

Podemos identificar diferentes tipos de rituales, dependiendo del campo de la cultura en el que encajen o de la lógica que rija sus acciones. Así, podemos hablar de:

  • Imitación de rituales. Estos son aquellos que reproducen simbólicamente un evento importante en la historia de la humanidad, o incluso una narrativa mitológica, por ejemplo, los supuestos eventos de la creación del universo. Allí se realizan pequeños actos que imitan esta gran referencia.

Un buen ejemplo de ello es la reproducción de los viacrucis de Jesús de Nazaret en algunas poblaciones cristianas católicas, en las que un nazareno desempeña el papel de Jesucristo, vestido de púrpura, para revivir el sentimiento religioso entre los fieles. Lo mismo ocurre con la comunión, donde se toma vino tinto y se come una hostía en memoria de la Última Cena de Jesucristo con Sus Apóstoles.

  • Rituales de sacrificio. Estos son aquellos en los que se realiza un acto de expiación o purificación espiritual o moral de la comunidad, por la muerte (real o simbólica) de un tercero. Estos últimos pueden ser un animal o una persona (como en las religiones ancestrales donde se ha producido un derramamiento de sangre ritual), o pueden ser alimentos, preparaciones o frutas, que luego se queman, consumen, entierran o dejan al aire libre hasta que se descomponen.

Un ejemplo de estos rituales de sacrificio es el de ofrendas en licor, hojas de coca, tabaco y otros ingredientes que se hacen en pachamama en las regiones sudamericanas de tradición inca. Estas ofrendas pueden ser enterradas al pie de la imagen de una llama, o dejadas en recipientes a sus pies, y se utilizan para pedir a la madre tierra año tras año una cosecha frondosa y un vientre fértil para las niñas.

  • Rituales de iniciación y paso. Son los que marcan en la vida de una persona el inicio de una etapa vital o la transición a otras nuevas, dejando atrás una forma de vida y adoptando otra. Estos rituales se suelen realizar de forma individual o en grupos reducidos, con la participación den activo de la comunidad, que los celebra o acompaña a quien tocan. Estos son rituales que crean un sentido de pertenencia al individuo y le dan la sensación de cerrar un ciclo de vida y comenzar otro, útil para hacer frente a los cambios en la vida.

Los rituales de entrada en la pubertad y madurez sexual que todavía se practican, generalmente alrededor de los 15 o 16 años, son un buen ejemplo. Otro caso común es la primera comunión cristiana y la confirmación, que marcan la entrada formal en la comunidad religiosa de un nuevo feligres.

  • Rituales positivos o negativos. Son las que permiten (positivo) o prohíben (negativo) la entrada en un espacio, el uso de un instrumento o el contacto con un material, según un místico específico que lo considere "inmoral", "inapropiado", etc. Este tipo de ritual permite controlar el comportamiento social y establecer ciertos valores en la comunidad, ya sea a través del servicio público o la censura.

Un ejemplo de un ritual positivo y habilitador es el corte de la cinta roja para inaugurar un edificio de nueva construcción, o la rotura de una botella en el casco de un barco que hará su primer viaje. Por otro lado, un ejemplo de ritual negativo son las ceremonias fúnebres, que dan a los familiares del difunto una forma de cierre, para elaborar el duelo y "dejar ir" a los que querían en vida.

Ritual y rito

Mientras que en muchas áreas informales o familiares a menudo se utilizan como sinónimos, los términos rito y ritual no significan realmente lo mismo. Estrictamente hablando, la palabra "rito" se refiere a acciones formales y metódicas llevadas a cabo en un sistema religioso o simbólico.

El término proviene del latín Ritus, con el que se nombraban ceremonias religiosas. Por lo tanto, "ritual" es todo lo relacionado con el rito, como lo demuestra el origen de la palabra en latín. ritualis, es decir, "en relación con las actividades religiosas".

Es más fácil entender esta distinción si uno piensa de la siguiente manera: los ritos son las ceremonias que una tradición o religión contempla, mientras que los rituales son los pasos específicos que se toman para realizar estas ceremonias. Lo primero es, digamos, el camino dictado por la tradición, y lo segundo son los pasos que damos para recorrerlo.

Más en: Rito

Referencias: