Explicamos la relación entre la química y otras ciencias, cómo colabora con ellas y las disciplinas que se forman.

relación de la química con otras ciencias
La intersección de la ciencia permite aprovechar herramientas de diferentes campos.

¿Cuál es la relación entre la química y otras ciencias?

Como muchas otras disciplinas científicas, la química tiene un campo de estudio tan vasto y complejo que puede colaborar con otras ciencias vecino. Este cruce, lejos de ser problemático, genera nuevas disciplinas y funda nuevas áreas de conocimiento, en las que se explotan las herramientas científicas sin prestar atención a qué disciplina pertenecen.

Sin embargo, estos márgenes borrosos entre la ciencia no son nuevos. En realidad, lo que es nuevo es la división entre ellos, porque si retrocedemos en el tiempo a tiempos pasados, notaremos que sus diferentes campos de estudio coinciden bajo el nombre de «Ciencias Naturales», «filosofía natural» o, mucho antes, simplemente «filosofía».

En el caso particular de la química, su antepasado directo fue la alquimia, cuyo nombre proviene del árabe al-kimia y se suponía que era el arte de convertir ciertos materiales en otros.

Hoy consideramos la química como un campo autónomo de investigación sobre la naturaleza de la materia: sus reacciones, sus elementos constitutivos y las leyes que rigen su estructura.

Dependiendo del enfoque de la materia, podremos distinguir entre la química orgánica, por ejemplo, que es la química de sustancias basadas en átomos de carbono (C), como las que componen seres vivos, y la química inorgánica, por otro lado, encargada de estudiar la materia inerte y otro tipo de sustancias.

Del mismo modo, el encuentro de la química con otros campos del conocimiento nos permite hablar de disciplinas como:

  • fisicoquímica. Una ciencia que ofrece una mirada tanto a la materia como a la energía, lo que la sitúa en el espacio común entre la química y la física, como su nombre indica. En general, aplica modelos de sistemas específicos de la física a las moléculas y sustancias que componen el campo de estudio de la química.
  • bioquímica. Este caso puede entenderse como un punto de encuentro entre química y biología, donde se estudia el propio funcionamiento del cuerpo de los seres vivos a nivel molecular, es decir, cómo se organiza la materia en el caso particular de los seres vivos.
  • geoquímica. En este caso, estamos hablando del encuentro entre la geología, que estudia las capas de la superficie terrestre, con la química, que es la base de una disciplina interesada en comprender las reacciones y la composición atómica de los materiales de la Tierra, como minerales, metales y tipos de rocas, así como los procesos que dieron origen a ellos.
  • astroquímica. Por parte de la astronomía, interesada en el estudio del espacio, la química en este caso funda el estudio de la materia tal y como existe fuera del planeta Tierra. Esta disciplina trata de entender de qué están hechos y cómo se forman los astros.
  • petroquímica. También entendido como una rama de la química, la petroquímica puede entenderse como el encuentro entre la química y las ciencias del petróleo (o simplemente la industria petrolera). Lo cierto es que se trata de un campo muy independiente de los estudios petroleros, que se refieren al refino del crudo y a la obtención de sus múltiples derivados, gracias a la comprensión del material que lo compone.
  • ingeniería química. Obviamente, estamos hablando de la intersección de la química y la ingeniería, para fundar una rama de la ingeniería dedicada al estudio y obtención de nuevos materiales útiles para la humanidad.

Por otro lado, y sin llegar a fundar disciplinas o subdisciplinas con nombres propios, la química colabora estrechamente en el desarrollo de otros conocimientos, por ejemplo en el caso de:

  • medicina. La comprensión del cuerpo humano se beneficia del conocimiento especializado de la química y la bioquímica, con el fin de comprender el tipo de reacciones que tienen lugar en nuestro cuerpo y cómo se pueden utilizar para combatir enfermedades o prolongar la vida útil. Tratamientos como radioterapia o quimioterapia, par ejemplo, no sería posible sin la ayuda de la química.
  • farmacología. Otra área relacionada con la salud que se beneficia de la química es la de la composición de medicamentos, suplementos y remedios. Al igual que con la toxicología, la química colabora con estas ciencias para entender cómo las diferentes sustancias y materiales afectan al cuerpo humano y por qué: cuáles se pueden utilizar en nuestro beneficio, cuáles representan un peligro y cómo se pueden neutralizar sus efectos. Todo esto requiere una mejor comprensión del asunto y sus reacciones.
  • ecología. La preservación del medio ambiente y la comprensión del equilibrio planetario que promueve la vida tal como la entendemos van de la mano con la química y la comprensión de las reacciones que ocurren en esta materia en la naturaleza. Esto nos permite comprender el efecto de las industrias sobre el medio ambiente y, al mismo tiempo, diseñar estrategias para combatir la contaminación.
  • Arqueología y paleontología. Aunque no se trata de ciencias naturales sino sociales, el estudio de civilizaciones pasadas o formas de vida prehistóricas a partir de fósiles se ha beneficiado enormemente del desarrollo de la química. No solo porque al comprender mejor la naturaleza de la materia que conforma el planeta o los seres vivos, podemos formular una historia de los materiales fósiles encontrados bajo tierra, sino porque nos permite diseñar estrategias de medición a partir de la materia, como las técnicas de lectura de carbono-14.

Seguir: Ramas de la Química

Referencias: