Te explicamos cuáles son los recursos y cuáles son sus características esenciales. Además, recursos naturales, económicos y literarios.

Recursos
Los recursos pueden ser tanto materia prima como máquinas.

¿Qué son los recursos?

De una manera muy general, un recurso es un instrumento, medio o propiedad que sirve, en un contexto dado, para lograr un objetivo Propuesto. Es una palabra de uso muy común en muchos campos, especialmente en economía e industria, y que proviene etimológicamente del latín recursivo, que consiste en el prefijo re– («volver» o «nuevo») y maldecir («carrera», «curso»).

Los recursos son siempre parte integrante de una empresa o proyecto de cualquier tipo y, por lo general, tienen tres características esenciales:

  • Tienen un servicio público, que está determinado por su propia naturaleza y por el contexto en el que son requeridos.
  • Están disponibles, es decir que el ser humano puede ir allí, directa o indirectamente, y con más o menos trabajo.
  • Se consumen o se agotan en su uso, especialmente cuando se trata de insumos destinados a alimentar un proceso de procesamiento, como la materia prima.

Más información: Recursos tecnológicos

recursos naturales

Los recursos naturales son el total elementos disponibles en el medio natural que permiten la subsistencia y el desarrollo de los seres vivos, sirviendo como suministro de energía para sus necesidades biológicas. Además, tienen un potencial productivo, es decir, pueden servir como materia prima para un tipo de industria, sometiéndose a ciertos procesos de procesamiento controlado.

El oxígeno, la luz solar, el agua, pero también la madera de los árboles, los frutos que producen o la carne de animales de granja son ejemplos de recursos naturales. Muchos de ellos surgen espontáneamente, sin intervención humana, mientras que otros requieren ciertos mecanismos de cosecha o cosecha para ser de utilidad económica.

Los recursos naturales se pueden clasificar en dos según su disponibilidad y margen de agotamiento:

  • recursos renovables aquellos cuya tasa de reposición natural es tan rápida que pueden reponerse más rápidamente de lo que los seres humanos los consumen, para que no se queden sin sus granjas. Por ejemplo: energía eólica, luz solar, hidroelectricidad o determinados productos agrícolas.
  • Recursos no renovables, aquellos cuya tasa de reposición natural es tan lenta que si se consumen indiscriminadamente, corren el riesgo de quedarse sin ellas. Por ejemplo: petróleo, uranio, carbón mineral, gas natural y otros hidrocarburos.

Más información sobre: Recursos Naturales

recursos económicos

recursos económicos
Los recursos económicos limitados requieren una administración estricta.

En el campo de la economía, se consideran como recursos para todos los bienes o servicios, tangibles o no, necesarios para alimentar el proceso de producción, ya sean materias primas o insumos secundarios. Por esta razón, se consideran parte de los factores de producción requeridos por empresas u organizaciones de diferentes tipos.

En general, los recursos económicos se caracterizan por un objetivo específico dentro de la cadena de producción, que es transferible, de fácil acceso y que se realiza en cantidades limitadas. Algunos de ellos provienen de la naturaleza, otros de diferentes procesos industriales, otros de la propia sociedad, y por lo tanto se pueden clasificar de dos maneras diferentes:

Dependiendo de su disponibilidad, puede hacerse una distinción entre:

  • Recursos limitados: Cuando su número es limitado y están en riesgo de agotamiento, lo que requiere una administración estricta.
  • Recursos abundantes: Cuando existen en grandes cantidades, permiten una reposición continua.
  • Recursos sobreabundantes: Cuando existen en cantidades prácticamente ilimitadas, al menos desde el punto de vista de la vida humana.

Según su propiedad, puede hacerse una distinción entre:

  • recursos propios: Cuando son generados por la propia empresa u organización.
  • Recursos extranjeros: Cuando provienen de terceros.

Son un ejemplo de recursos económicos: energía eléctrica, mano de obra, herramientas y máquinas de trabajo, etc.

Recursos literarios

En escritura y literatura, todos los recursos literarios se llaman procedimientos de escritura accesibles a un autor, con los que puede reforzar la expresividad y la belleza de su obra, ya que consisten en manipulaciones originales del lenguaje (orales o escritas).

Los recursos literarios pueden, en general, ser de tres tipos, dependiendo del tipo de procedimiento que impliquen en la lengua:

  • Recursos literarios fónicos, cuando trabajan con el sonido del lenguaje, es decir, cuando modifican su musicalidad, ritmo o cadencia, para obtener efectos sonoros más originales. Son un ejemplo: aliteración, onomatopeya o paronomasia.
  • Recursos literarios gramaticales, cuando se trabaja con la morfositaxía (morfología y sintaxis) de la lengua, cambiando el orden común de las oraciones o interrumpiendo su estructura habitual. Son el ejemplo: el anáforo, la concatenación, el astecton y el polisyntheton.
  • Recursos literarios semánticos, cuando trabajan con el significado de las palabras, en lugar de con su forma. Son un ejemplo: la antítesis, el apóstrofo, la metáfora, el hiperbatón o la hipérbole.

Más información en: Recursos Literarios

Referencias: