Explicamos qué es la percepción y los componentes que analiza la psicología. Además, cuáles son las etapas de la percepción.

percepción
Se dice que la percepción es subjetiva.

¿Qué es la percepción?

La percepción es el mecanismo individual que los seres humanos se dan cuenta que consiste en recibir, interpretar y comprender señales del exterior, mediante la codificación de ellos de la actividad sensible. Se trata de una serie de datos que son capturados por el cuerpo en forma de información en bruto, que tomará sentido después de un proceso cognitivo que también forma parte de la percepción misma.

Aquí es precisamente donde radica la diferencia entre percepción y sensación, con la que a menudo se confunde el término: mientras que percepción incluye la interpretación y análisis de estímulos, el sentimiento es la experiencia inmediata que indica una respuesta involuntaria y sistemática.

En resumen, la percepción se refiere a una imagen mental formada a partir de la experiencia humana, que incluye su forma de organización, cultura y necesidades. Estos son los dos componentes de la percepción que analiza la psicología:

  • El entorno externo que es precisamente la sensación que se capturará (en forma de sonido, imagen), y…
  • El entorno interno que es el modo de interpretación de este estímulo (totalmente variable según el individuo).

Por eso se dice que la percepción es de naturaleza subjetiva, es selectivo, porque las personas deciden (a veces inconscientemente) percibir unas cosas y otras no, y es temporal porque no sucederá para siempre, sino por un corto plazo.

Al repasar la historia del estudio de la percepción, podemos mencionar la fisiología, que, en el siglo XIX, se encargó de delimitar el funcionamiento de la psique humana en la recepción de estímulos, pero esto es precisamente lo que dio origen a la psicofísica, una rama de la psicología que se encarga precisamente de ella.

Hoy la mayoría de los estudios de percepción se centran en la publicidad, que se desespera por tratar de entender cómo los individuos perciben a los actores externos, buscando encontrar la mejor manera de penetrar en sus necesidades y prioridades.

Vea también: Intuición

Etapas de la percepción

percepción
Los individuos organizan los estímulos diferenciando concretamente la figura y el fondo.

Entre todos, se ha determinado que la percepción funciona a través de un proceso de tres pasos:

  • Detección / Exposición. Como se ha dicho, los individuos perciben sólo una pequeña parte de los estímulos a su alcance. Sin embargo, esta selección no se hace conscientemente, sino no al azar. Por el contrario, ciertos criterios fomentan la percepción más fácilmente.
    En cuanto a la estimulación, cuanto mayor sea el tamaño, más variado será el color, más movimiento, intensidad, contraste y choque con lo que el individuo espera encontrar, probablemente tenga una mayor capacidad de ser percibido. En cuanto al individuo mismo, las necesidades y valores individuales, los gustos personales y colectivos, los intereses y lo que no es perjudicial para su cuerpo o mente serán los que se cuíden más fácilmente.
  • Atención / Organización. También se ha analizado la atribución de significado a lo que se percibe. Probablemente la contribución más importante fue la de la Escuela Psicológica Gestalt, que delineó las leyes en las que los individuos agrupan sus percepciones (sobre la base de que el contenido de la percepción no es igual a la suma de las características del estímulo). Los más importantes son los siguientes:
    • Los individuos organizan los estímulos diferenciando concretamente la figura y el fondo.
    • Agrupan los estímulos según su proximidad, vinculando las cosas que están en continuación.
    • En el caso de las secuencias no completas, buscamos completarlas y cerrarlas, con el fin de contribuir a la proporcionalidad y el equilibrio que nos preocupa.
    • Tales estímulos tienden a agruparse.
  • interpretación. La última parte del proceso será la que dará contenido a los estímulos que han sido preseleccionados y organizados. Aquí, la individualidad de cada persona, con son la experiencia previa y los valores personales, ya entra en juego mucho más. Sin embargo, durante este proceso ha habido comportamientos habituales, como la creación de estereotipos, la proyección de las características específicas de los demás o las pocas disposiciones que no son ampliamente conocidas.