Te explicamos qué es el pensamiento crítico y cuáles son los pasos para lograrlo. Beneficios y requisitos. Cuestionando lo establecido.

pensamiento crítico
El pensamiento crítico es un proceso cognitivo racional y reflexivo.

¿Qué es el pensamiento crítico?

El pensamiento crítico es un un proceso que ayuda a organizar u organizar conceptos, ideas y conocimientos. Este tipo de pensamiento se utiliza para llegar de la manera más objetiva a la posición correcta que uno debe tener sobre un tema.

La palabra pensamiento, que viene del latín, significa pensar, y la palabra Krienin del griego se puede traducir como separación. Estos dos términos serán los que nos ayudarán en nuestra definición del pensamiento crítico, que es un proceso cognitivo racional y reflexivo, y que implica analizar la realidad separada de nuestros sentimientos y prejuicios, como es el caso, por ejemplo, de todos aquellos que han afirmado que la sociedad (o incluso nosotros mismos) etiqueta como verdades absolutas, o como temas que todavía están en discusión, como el matrimonio igualitario o el aborto.

Piensa críticamente implica que somos objetivos al analizar. La evaluación de la realidad a través del pensamiento crítico puede llevarse a cabo por diversos métodos como la observación, la experimentación, el método científico, etc.

Como hemos dicho, buscamos generar afirmaciones objetivas que, al mismo tiempo, sean éticamente correctas y verdaderas. Esto requiere reunir pruebas, información precisa y justicia, dejando de lado las impresiones personales, ya que estas, las mentiras y el escepticismo anularían el pensamiento crítico.

Los expertos recomiendan que para lograr este objetivo, se adopte la posición de un pensador:

  • Identificar argumentos a favor y en contra del tema
  • Reconocer cuáles de ellos son prejuicios,
  • Evaluar y verificar las fuentes de información y, por último,
  • Comience con el análisis.

Vea también: Pensamiento divergente

Beneficios del pensamiento crítico

Necesitamos estimular este tipo de pensamiento, sumergirnos en campos culturales ricos, leer una variedad de libros, ver películas de autor, informarnos, formar nuestro propio pensamiento en lugar de simplemente aceptar lo que dice la sociedad. Pensamiento crítico nos permitirá abrir nuestras mentes, cambiar a medida que las personas y hacer crecer nuestro cerebro.

Al mismo tiempo, permitirá al sujeto tomar las decisiones correctas y resolver problemas en situaciones consideradas extremas. Siguiendo este camino, el pensamiento crítico ayuda a decidir cómo actuar en un momento dado, donde nuestra moral y ética nos persiguen con miles de preguntas.

Cuestionando lo que se ha establecido

pensamiento crítico
Para que una persona sea curiosa, debe haber habido estimulación desde la infancia.

Una de las características de alguien que tiene inclinación natural por el pensamiento crítico es cuestionando todo lo que se establece y la curiosidad. Es por eso que una persona comienza a cuestionarse todo y a pensar en los resultados que obtiene en su búsqueda de conocimiento.

Para que una persona sea curiosa, debe haber habido estimulación desde la infancia, donde se le enseña que no está mal preguntar o tener un carácter curioso, y se le anima a leer e informarse constantemente.

En cuanto al cuestionamiento de todo lo establecido, podemos dar ejemplo a alguien que busca otras soluciones a lo que ya está resuelto, como puede ocurrir con la política de Estado: ¿se está haciendo, pero por qué no se podría hacer de otra manera? ¿No hay una solución más completa o más simple?

Esta segunda característica nombrada es la que avanza la sociedad, así como el pensamiento humano, porque nos ayuda a pensar en lo que ya se ha hecho y a ver si, socialmente, es una ventaja o no. Y por qué no, podríamos decir que incluso para la tecnología, el pensamiento crítico es beneficioso porque resulta ser un análisis de la realidad de todo. Podríamos traer el caso de un inventor que crea software y piensa año tras año sobre su invención y hace cambios.

Requisitos de pensamiento crítico

Uno nunca podría pretender que el pensamiento casual es cripta porque implica un tiempo de maduración, reflexión y no es algo que emerge de la nada. Por otro lado, un pensamiento no será considerado crítico si no cumple con las características ya nombradas: verdadero, éticamente justo y correcto.

Vale la pena aclarar que para que haya un pensamiento crítico la claridad de pensamiento debe existir, con esto queremos decir que una persona que ha consumido drogas o alcohol en grandes cantidades y afirma estar en otro nivel de conciencia será capaz de afirmar todo lo que quiere, pero no obtendrá este tipo de pensamiento, porque no hay claridad mental, porque estos productos pueden cambiar los sentidos.