Explicamos qué es la participación ciudadana, sus mecanismos y por qué es importante. Además, ejemplos de la historia reciente.

participación ciudadana
La participación ciudadana permite al gobierno conocer la voluntad del pueblo.

¿Qué es la participación ciudadana?

En política y gestión pública, la participación social o participación ciudadana es participación activa de los ciudadanos organizados en la toma de decisiones y la gestión de los recursos públicos, y otras cuestiones que afectan a sus propias vidas. Esto se hace de acuerdo con el Estado, a través de mecanismos democráticos que recogen la voz popular y la hacen conocida en los respectivos niveles de gobierno.

Se trata de un derecho legítimo de los habitantes de una nación democrática, pero, sin embargo, puede abordarse desde perspectivas teóricas muy diferentes. Pero en general, está vinculado tanto al control de la gestión pública como a la responsabilidad en la toma de decisiones políticas.

Esto significa que cuanto más participen y sean activos los ciudadanos en el ejercicio del poder político, más cuotas de control tendrán sobre la forma en que se ejerce y más responsabilidad tendrán en la toma de decisiones a este respecto.

Por la participación ciudadana es esencial que la ciudadanía esté organizada, informada y comprometida con su mejora., todo lo contrario de lo que tradicionalmente se denomina abstencionismo, es decir, apatía política y altruismo por el funcionamiento de la sociedad.

Por lo general, los ciudadanos apáticos no participan en el funcionamiento de sus democracias y propician el aumento de la corrupción, el autoritarismo y la separación del ejercicio de la política de las necesidades reales de los ciudadanos.

Vea también: Participación

Importancia de la participación ciudadana

La participación ciudadana es esencial para promover la rendición de cuentas en el ejercicio de la política, tanto por parte de los representantes elegidos para actuar de acuerdo con la voz del pueblo como de este último, que expresa sus decisiones mediante votación por consulta, referéndum o elección.

De hecho, los gobiernos con poca o ninguna participación ciudadana pueden actuar a su manera, incurrir en corrupción con impunidad o distanciar sus políticas de las necesidades reales de la gente, lo que a menudo conduce a gobiernos fracasados, incapaces de llevar bienestar a los ciudadanos.

Organización y participación ciudadana es esencial para mejorar las relaciones entre los ciudadanos y los líderes, legitimar la acción de estos últimos y fortalecer el ejercicio de la democracia y republicanos, reduciendo las tasas de corrupción (e impunidad) y garantizando el respeto de los derechos humanos.

Mecanismos de participación ciudadana

En general, el concepto de participación ciudadana se asocia con la idea de democracia directa, en la que el pueblo desempeña un papel activo en la toma de decisiones públicas, ya sea a través de consultas públicas o a través de la formación de organizaciones ciudadanas y consejos comunitarios frente a organismos públicos. En general, esto significa que los ciudadanos tienen acceso a los siguientes mecanismos de participación:

  • Iniciativas legales o populares, que son propuestas formales para la adopción o derogación de normas, medidas o leyes que los ciudadanos pueden hacer a sus representantes ante la legislatura, es decir, a sus diputados.
  • Referendos. Un referéndum es una consulta popular que se lleva a cabo por votación, con el objetivo de que el pueblo apruebe o no un texto legal, como reglamentos o leyes.
  • Plebiscitos. Consulta directa a los ciudadanos sobre un tema de gran importancia para la vida pública.

Ejemplos de participación ciudadana

ejemplos de participación ciudadana chile 1988
En 1988, la participación ciudadana definió el fin del gobierno de Pinochet.

Estos son algunos ejemplos de participación ciudadana:

  • En la ciudad argentina de Rosario, el Gobierno ha propuesto, como parte de un plan integral de movilidad, la prohibición total de la entrada de coches al centro de la ciudad. La ciudadanía descontento se ha organizado para rejejeesta propuesta, que no estaba incluida en el plan final.
  • Al final de la dictadura militar que llevó a Augusto Pinochet en Chile, en 1988 se celebró un plebiscito nacional, durante el cual se consultó a los ciudadanos sobre si el señor militar debía permanecer o no en el poder hasta 1997. A pesar del clima de persecución que existía y de la inversión de recursos públicos en la campaña del "Sí", la ciudadanía organizada se expresó masivamente por el "No", ganando con el 54,71% de los votos.
  • En Argentina, durante la revolución liberadora de 1957, la junta militar gobernante derogó la constitución existente y se comprometió a reformar la constitución anterior como lo considerara conveniente. Para ello, se convocaron elecciones, prohibiendo la participación en el peronismo, cuyos activistas decidieron votar en blanco, obteniendo la mayoría de los votos nulos con el 25% del voto total y demostrando la ilegitimidad de cualquier intento de cambio constitucional por parte de los líderes.

Seguir con: Sufragio

Referencias: