Te explicamos cuál es la organización administrativa de una empresa, sus tipos, principios y elementos principales.

organización administrativa
La organización administrativa guía los procesos de producción.

¿Qué es una organización administrativa?

En la administración de las empresas, la organización administrativa es la un conjunto de métodos y procedimientos implementados para el orden, control y gestión de un negocio a través de sus departamentos, recursos y procesos, con el fin de alcanzar sus objetivos u objetivos previamente definidos.

Cada empresa u organización tiene su propio modelo u orden, que guía sus procesos productivos y es responsable de su margen de eficiencia o eficacia. En otros casos, hay formas de organización administrativa que son más eficientes que otras, pero cada organización tiene una estructura organizativa que define sus jerarquías, procesos y flujos.

La revisión y posible mejora de esta estructura supondrá así el rediseño de los circuitos y modelos de la compañía y puede conducir perfectamente a escenarios mejores y más potentes.

Al mismo tiempo, la organización administrativa se entiende como una disciplina y una metodología para evaluar empresas, que tiene como objetivo precisamente comprender el funcionamiento de las organizaciones y diseñar los modelos necesarios para su estudio.

Puede servirle: Departamento Administrativo

Tipos de organización administrativa

Dependiendo de su forma y características, es posible distinguir varios modelos de organización administrativa, tales como:

  • Organización lineal. Se trata del modelo jerárquico tradicional, simple y piramidal, que presenta líneas únicas de autoridad y la información se transmite de forma unidireccional, desde las visiones globales superiores de la estructura hasta las posiciones locales de la base. La toma de decisiones está totalmente centralizada y hay una sola sede.
  • Organización funcional. Esta es la versión moderna del modelo anterior, que estructura la empresa sobre la base de departamentos, cada uno con su propio jefe, y el número total de líderes liderados por la cúpula de la empresa, ya sea individualmente o en base a reuniones. Es un modelo ideal para dividir el trabajo en pequeñas partes, y las decisiones se suelen tomar a través de consultas con el especialista en cada campo.
  • Organización matricial. Trabajamos sobre la base de proyectos y resultados esperados, a través de la constitución de equipos de trabajo multidisciplinarios a los que pertenecen individuos de diversos campos. Estos grupos tienen un jefe de proyecto, son temporales e intercambian información con otros proyectos de forma esporádica y posiblemente. Se comportan, además, como células más o menos autónomas.
  • Organización en comités. Funciona sobre la base de comités, es decir, pequeños grupos a los que se asigna el estudio de una etapa o aspecto específico del proceso de producción, ya sea formal o informalmente. Los miembros del comité trabajan por separado y se reúnen de vez en cuando, generalmente involucrando a los gerentes o jefes de cada sección de la empresa, y varían dependiendo de la resolución de las situaciones específicas a tratar.
  • Organización del trébol. Se trata de la contratación externa o externalización de muchas de las tareas de la empresa, cuyo equipo de trabajo fundamental está formado por quienes dirigen el trabajo externo y coordinan los diferentes esfuerzos de la empresa. Es un modelo popular en tiempos de baja contratación.

Principios de organización administrativa

comunicación de la organización administrativa
La organización administrativa tiene en cuenta la comunicación interna y externa.

Cualquier organización administrativa debe tener en cuenta las siguientes consideraciones:

  • Fidelidad a los objetivos de negocio. Sobre todo, una empresa debe saber qué se propone y cómo, y a esta última siempre debe responder la organización administrativa. No tiene sentido tener una línea de montaje fordiana si está pensada para externalizaciónComo qué.
  • Paridad entre responsabilidad y autoridad. Autoridad y responsabilidad van de la mano, y este precepto es fundamental en el diseño de una organización administrativa. Cuando se ocupan puestos de autoridad, hay que acordar una gratificación y un conjunto de responsabilidades. De lo contrario, la jerarquía se desestabiliza.
  • Flujo de comunicación. La comunicación dentro de una empresa es esencial, porque un trabajador informado no solo tiene más opciones en la toma de decisiones, sino que se sentirá más integrado en la organización y, en general, estará mejor. Cada modelo organizativo potencia o impos imposbilite ciertos tipos de comunicación interna y externa.
  • Amplitud de control. Hay modelos de organización más rígidos, que acentúan constantes dinámicas del control y de la regeneración. Hay otros modelos más laxos en los que el individuo goza de mayor autonomía. Esto determinará el modelo de toma de decisiones elegido e influirá en otros elementos de esta lista.
  • continuidad. Cualquier modelo organizativo debe poder mantenerse en el tiempo, es decir, debe ser posible resolver circunstancias y seguir funcionando, sin tener tendencia al caos o a la inercia.

Elementos de una organización

Toda organización administrativa constará de los siguientes elementos:

  • Factores de producción. Todos los elementos de la cadena de producción, es decir, los que intervienen directamente en la transformación del material en bienes o servicios, se consideran aquí. Por ejemplo: máquinas, trabajadores, etc.
  • Factores de gestión. Los elementos que acompañan al proceso productivo lo vigilan y controlan, pero no participan directa, sino indirectamente, asegurando su funcionamiento. Por ejemplo: puestos directivos, externalización, herramientas de marketing, etc.
  • Recursos. Los elementos fundamentales sin los cuales sería imposible llevar a cabo un trabajo productivo. Pueden ser materiales o físicos (materia prima, energía, maquinaria, etc.) o inmateriales (mano de obra, conocimientos laborales, etc.).

Continuar con: Áreas funcionales de una empresa

Referencias: