Les explicamos qué es la OIT, cuándo se fundó y la historia de esta organización internacional. Además, sus diferentes funciones.

OIT
La OIT se ocupa de las cuestiones de derecho laboral.

¿Qué es la OIT?

OIT es el acrónimo de la Organización Internacional del Trabajo, un organismo especializado adscrito a las Naciones Unidas (ONU) creado para tratar cuestiones de derecho laboral y relaciones laborales.

La OIT fue fundada en 1919 con la firma del Tratado de Versalles que puso fin a la Primera Guerra Mundial. Su constitución, sancionada en esa fecha, fue complementada por la Declaración de Filadelfia de 1944. Su sede se encuentra en Ginebra, Suiza, pero tiene un área de operaciones que abarca 187 países diferentes, contra los cuales no puede sancionar a los gobiernos.

La estructura de la OIT está gobernado por un gobierno tripartito, que incluyen representantes de gobiernos, sindicatos y asociaciones de empleadores o empleadores, de modo que todas las partes implicadas en las relaciones laborales están representadas.

Presenta una Conferencia Internacional del Trabajo que se reúne anualmente y sirve como el órgano más alto; mientras su órgano ejecutivo es el Consejo de Administración, reunión trimestral. No tiene un presidente, sino un director general.

La labor de la OIT en el ámbito de la mediación entre empleadores y empleados, la defensa de los derechos laborales y la promoción del trabajo la convirtió en acreedora del Premio Nobel de la Paz en 1969.

Ver también: salud en el trabajo

Historia de la OIT

OIT
El objetivo de la OIT era garantizar la mejora de las condiciones de trabajo.

Como se ha dicho, esta organización fue fundada a principios del siglo XX y su primer director general era el político socialista francés Albert Thomas. La aparición de este nuevo órgano tripartito, único en su género, fue para garantizar la mejora de las condiciones de trabajo, como había hecho hasta entonces la Asociación Internacional para la Protección Jurídica de los Trabajadores, fundada en Basilea en 1901.

Este tipo de movimiento se debió a la necesidad de organizar las diferentes fuerzas involucradas en el trabajo, como resultado de los profundos cambios en la sociedad que el advenimiento del capitalismo y la revolución industrial habían provocado. Los partidos y grupos laboristas, sindicales y de los trabajadores han influido en gran medida en la feroz lucha que durante más de un siglo ha producido un progreso significativo en el ámbito del trabajo.

Funciones de la OIT

OIT
La OIT promueve la creación de empleo y protege los derechos de los trabajadores.

En general, la OIT se dedica a promover la creación de empleo, proteger los derechos de los trabajadores y promover el diálogo social entre las diversas partes interesadas en armonía. En este sentido, se centra en cuatro ejes principales:

  • Principios y derechos del trabajador. La defensa de los derechos adquiridos y la persecución de las formas ilegales de trabajo, como la explotación de los niños o la esclavitud.
  • creación de empleo. La promoción del crecimiento del empleo y los acuerdos que beneficien tanto al trabajador único como al empleador a largo plazo.
  • Protección social. La defensa de los trabajadores a nivel de salud: cobertura de seguros, riesgos laborales, etc.
  • Diálogo social. Mantener la paz entre las distintas partes interesadas e impedir que algunas se aprovechen de las debilidades o esfuerzos de otras.

Referencias: