Te explicamos cuáles son los estándares de convivencia y sus características. Además, estándares en el aula, en el hogar y en la comunidad.

Normas de coexistencia
Las normas de convivencia dependen del lugar y de la cultura.

¿Qué son las normas de convivencia?

el reglas de coexistencia son pautas de protocolo, cumplimiento y organización que rigen el espacio, el tiempo, las mercancías y el tránsito entre personas que comparten un lugar y un tiempo específicos.

Son normas básicas de conducta que determinan cuál es el comportamiento adecuado en un lugar específico, para vivirlo pacíficamente con los demás.

En este sentido, las normas de convivencia incluyen una serie de deberes y normas de desempeño obligatorio, basadas en el respeto mutuo, la tolerancia y el ejercicio compartido de los deberes.

Para que funcionen, además, debe ser conocido y comprendido por todos aquellos que deseen compartir el espacio físico en cuestión, o formar parte del grupo social que lo hace, y por esta razón suelen estar contenidos en textos escritos: carteles, folletos, anuncios, etc.

Las normas de convivencia difieren enormemente unas de otras, dependiendo de adónde fueron dirigidas y de la cultura que las formuló. Por esta razón, por ejemplo, es legal desnudarse en los vestuarios de un gimnasio, y no en el vestíbulo de un edificio de oficinas.

O, además, es legal sentarse junto a un desconocido en un bar, pero no ocupar un espacio disponible en tu mesa sin consultarte.

Cuando este tipo de regulación, que tienen diversos antecedentes culturales (pragmático, social, religioso, moral, etc.), son violentamente o son violentamente violentos, se da el conflicto y diversas formas de resolución del mismo: violencia, coerción verbal para respetar la norma, expulsión del individuo desobediente del lugar, etc.

Vea también: Sociedad

Características de las normas de coexistencia

Las normas de convivencia de un lugar determinado deben tener las siguientes características:

  • Deben ser aprendibles, comunicables y comprensibles.
  • Deben ser verdaderas, válidas y con la menor ambigüedad posible.
  • Deben ser obligatorias y coercitivas: si no se cumplen, deben dar lugar a sanciones de algún tipo.
  • Deben establecerse por escrito, oralmente o de manera habitual (mediante el uso de la costumbre).
  • Deben ser concretas, específicas y específicas.
  • Deben diseñarse teniendo en cuenta la armonía y el respeto entre las personas.

Normas de convivencia en el aula

Normas de coexistencia
En un salón de clases donde el maestro está hablando, los estudiantes deben tener cuidado.

En una clase tradicional, las reglas de la cohabitación suelen girar en torno a:

  • Mantenga el espacio de aprendizaje limpio y ordenado, para que el tiempo que se pasa allí sea agradable.
  • Respetar a los colegas y maestros, utilizando los estándares del oyente y orador adecuado, entre otros, para garantizar una buena comunicación.
  • Cuidar y utilizar responsablemente los materiales del aula, permitiendo que otros también los usen y que todos tengamos la oportunidad de cumplir con nuestras tareas.
  • Cada alumno debe tomar clases con su cuaderno o cuaderno, lápiz de escritura y bolso o mochila. En los institutos donde existe un código uniforme, también deben darle el respeto necesario para asistir al aula.
  • Cuando el maestro habla, los estudiantes deben tener cuidado al estar en sus zapatos y detener cualquier conversación que tengan en ese momento.
  • Las interrupciones de clase deben tratarse de manera respetuosa y motivadas por razones imponibles o prioritarias.
  • La violencia y las actividades que no sean el aprendizaje escolar no están permitidas en el aula.

Normas de convivencia en el hogar

Normas de coexistencia
La limpieza de los cuartos es responsabilidad del miembro al que pertenece.

Los estándares de cada hogar suelen ser determinados por los padres que lo sostienen económicamente.Me gustaría hacer una serie de comentarios sobre las siguientes cuestiones. Pero por lo general tienen como objetivo:

  • Las tareas de mantenimiento del hogar deben ser compartidas, y cada miembro de la familia debe asumir la responsabilidad de ellas durante la semana. Esta concesión puede hacerse por voluntad o mediante negociación.
  • El hogar es un lugar de armonía y convivencia, al que los extraños no deben ser llevados sin una solicitud de permiso o actividades inapropiadas de respeto a otros miembros de la familia.
  • Los aseos deben ser utilizados con conciencia de las necesidades del resto de la familia en cuanto a tiempo de ocupación, limpieza y respeto a los instrumentos de higiene personal del otro.
  • Los cuartos de cada miembro de la familia son su responsabilidad de limpieza y desarrollo y, a cambio, se debe respetar su privacidad, siempre que esto no contradiga las demás normas de convivencia.
  • La utilización de entornos comunes (sala) o dispositivos de televisión, radio, ordenador, etc. deberá realizarse en un volumen y tiempo adaptados a los deseos de los demás.

Normas de convivencia en la comunidad

Normas de coexistencia
El volumen de la música, entre otras cosas, debe ser moderado.

Como en casos anteriores, cada comunidad puede determinar sus estándares de convivencia en función de sus necesidades, pero suelen apuntar a lo siguiente:

  • El respeto a los demás es fundamental para la convivencia. Los dilemas se resolverán de manera madura y frontal, así como la comunidad si es necesario.
  • El volumen de la música, la voz y otras actividades íntimas deben moderarse para no perturbar la paz de los demás.
  • Cada miembro de la comunidad es responsable de sus propias acciones y las de sus hijos y se enfrenta a la necesidad de reparar, reconstituir o limpiar los bienes de la comunidad.
  • Cada miembro contribuye responsablemente a los gastos comunes, como si fueran gastos propios individuales.