Te explicamos qué es un mantra, cuáles son las diferentes aceptaciones de este término y algunos de los mantras más populares.

Mantra - yoga
El término «mantra» aparece en los textos de varias tradiciones místicas orientales.

¿Qué es un mantra?

Un mantra es una frase o palabra que, sea o no con un significado literal, encierra un poder místico, espiritual o psicológico que se puede desencadenar repitiéndolo varias veces, arrastrando la mente a un estado similar al trance.

El término «mantra» proviene del sánscrito, del lenguaje antiguo y ceremonial, todavía empleado en ritos en varias partes de la India y Nepal, y consiste en voces hombre– («espíritu») y el sufijo Tra de tipo instrumental, para que pudiera traducirse del sánscrito como una «herramienta mental». Es por ello que su repetición durante rituales y prácticas físicas (como el yoga) pretende generar un cierto efecto en la psique.

Este término aparece en los textos de diferentes tradiciones místicas orientales, como el hindú (en el Rig-veda, el libro sagrado más antiguo) como instrumento de pensamiento, es decir, oración, oración, himno o canción.

En el budismo tibetano, por otro lado, cada mantra se entiende como representativo de un aspecto específico de la iluminación, que debe ser recitado para asimilar o entrenar en ese aspecto de la mente iluminada. En esta tradición, el mantra también se puede escribir o flotar en una bandera y tienen el mismo efecto que si se pronunciara.

Finalmente, en la psicología occidental, llamamos mantra a la repetición neurótica de ciertos sujetos, que tiene el propósito y la consecuencia de consolidar el comportamiento circular o repetitivo. Este significado proviene, precisamente, de la idea mística de la repetición del mantra, utilizada en este caso como metáfora de un proceso mental patológico.

Ver más: Allahu akbar

Algunos mantras familiares

Algunos de los mantras más populares:

  • Om mani padme hum. Uno de los más famosos de la religión, relacionado con la compasión y la divinidad Avalokiteshvara, cuya reencarnación llegaría a ser el Dalai Lama.
  • Nam Miojo Rengue Kio. Refiriéndose a la ley de causa y efecto, con la que el recitador compromete su vida.
  • Om Namah Shivaia. Dedicado al dios Shiva, involucra las virtudes de una vida iluminada: verdad, sencillez y amor.
  • Majô-mritiun-yaia. Derivado del sánscrito y el hinduismo, es la oración para conquistar la Gran Muerte, y aparece en el Rig-veda. También está dirigido a Shiva, el dios destructivo del universo.
  • Om aim sárasuatiai namah. Dedicada a la diosa hunduista de la sabiduría, Sarasvati, una de las tres diosas principales de la religión junto con Laksmí (belleza y buena suerte) y Durgá (amor maternal y justicia violenta).