Les explicamos qué es la libertad de circulación, por qué es uno de los derechos humanos y a qué órganos se aplica actualmente.

libertad de circulación
La libertad de circulación sigue estando restringida por la legislación local.

¿Qué es la libertad de circulación?

La libertad de circulación o circulación es uno de los derechos humanos fundamentales, según los cuales toda persona tiene derecho a circular libremente dentro de un país determinado o de un país a otro., siempre que lo haga dentro de los límites del respeto de la libertad y los derechos de los demás.

Esto significa que todo ser humano tiene derecho a desplazarse de un país a otro, a residir en un país, a abandonarlo y a regresar más tarde. siempre que lo haga en los cauces ordinarios y legales. Esto último significa que este derecho no da permiso a nadie para entrar libremente en un país que no sea el suyo, sino que debe hacerlo de acuerdo con las normas vigentes en él.

Por esta razón, los Estados pueden rechazar la solicitud de establecimiento de un extranjero, de conformidad con sus propias leyes y disposiciones, ya que la libertad de circulación no implica libertad migratoria individual o colectiva.

El derecho a la libertad de circulación está consagrado en el artículo 13 de la Declaración Universal de Derechos Humanos, que dice lo siguiente:

  • Toda persona tiene derecho a la libertad de circulación y residencia en el territorio de un Estado.
  • Toda persona tiene derecho a salir de cualquier país, incluido el suyo, y a regresar a su país.

Este derecho humano forma parte de los derechos de primera generación o derechos civiles y se aplica a tres órganos fundamentales:

  • Libre circulación en un país. Nadie puede impedir por la fuerza que una persona se desaloja dentro de una nación, excepto en situaciones de fuerza mayor en las que su desplazamiento socave los derechos fundamentales de otros, como en caso de epidemias, o de delincuentes perseguidos por los tribunales.
  • Libre circulación entre países sin cambiar de residencia. Es decir, la libertad de viajar donde queramos, siempre y cuando sea con intenciones turísticas o profesionales, y no con el deseo de instalarse permanentemente en un lugar extranjero.
  • Libre circulación entre países que han cambiado de residencia. Nadie puede impedirnos salir legalmente de un país, ni impedirnos reasentar legalmente en otro país, siempre que esto se haga legalmente y que no violemos los derechos fundamentales de otros.

En resumen, la libertad de circulación significa la libre elección de dónde queremos estar y dónde queremos vivir y durante cuánto tiempo, siempre que estas opciones se hagan de acuerdo con las disposiciones de la ley, o al menos prestando atención y respetando los derechos humanos fundamentales de los demás.

Siga con: Libertad de culto

Referencias: