Te explicamos qué es la ley orgánica y por qué esta ley es tan importante. Además, algunos ejemplos de leyes orgánicas.

ley orgánica
El contexto jurídico más inmediato de una ley orgánica se encuentra en el derecho francés.

¿Qué es una ley orgánica?

Las leyes orgánicas son aquellas que se refieren a asuntos de tanta importancia para la nación, que su aprobación requiere consenso y un procedimiento aprobado por la legislatura, generalmente celebrada por el parlamento, la Asamblea Nacional o el Congreso. Por lo general, las leyes orgánicas se refieren a asuntos vitales para la vida democrática del país, como las normas constitucionales fundamentales, las libertades públicas o la articulación de los poderes del Estado.

Las leyes orgánicas se consideran una especie de nivel intermedio entre las leyes ordinarias y el texto constitucional, de modo que la adopción, modificación o derogación de tales leyes en un parlamento requiere generalmente más que una mayoría simple (mayoría absoluta o algún tipo de mayoría cualificada), tal como se establece en el marco jurídico nacional. Cabe señalar que no todos los países cuentan con un marco jurídico que prevea leyes orgánicas.

El contexto jurídico más inmediato de una ley orgánica se encuentra en el derecho francés, en particular en el texto de la Constitución de 1958, con la que se fundó la Quinta República Francesa.

Vea también: Derecho constitucional

Importancia de las leyes orgánicas

Las leyes orgánicas son una herramienta útil provocar cambios significativos o vitales en la forma en que operan los Estados, sin tener que modificar o reformular el marco constitucional, lo que implicaría esencialmente la refundación de la República o iniciar algún tipo de proceso de reforma o Asamblea Constituyente, que siempre es un proceso largo, difícil y arriesgado. En este sentido, las leyes orgánicas son una salida intermedia para la gestión de cambios profundos en asuntos vitales para el Estado.

Ejemplos de leyes orgánicas

Estos son algunos ejemplos de leyes orgánicas:

  • Ley Orgánica de Financiación de los Partidos Políticos (España, 2007). Donde se establecen los preceptos que rigen el acceso del dinero a los partidos políticos, con el fin de evitar y sancionar la corrupción.
  • Ley Orgánica del Trabajo (Venezuela, 2012). Remodelar las condiciones legales de trabajo en este país, estableciendo un nuevo marco legal que rija las relaciones laborales.
  • Ley Orgánica Constitucional (Chile, 1980). Que define ciertos preceptos constitucionales importantes de respeto a la administración del Estado (elecciones, concesiones mineras, partidos políticos, etc.). Esta ley está contenida en la Constitución.
  • Ley Orgánica del Poder Judicial (Argentina, 1998). Que organiza el Poder Judicial y sus órganos en la Ciudad Autónoma de Buenos Aires, que tiene su propio régimen jurídico independiente.
  • Ley Orgánica de Seguridad Ciudadana (España, 2015). Una ley que sustituyó a la Ley Orgánica de 1992 sobre la protección de la seguridad de los ciudadanos y que creó una gran polémica, además, con un tratamiento antidemocrático al reformular los preceptos penales de la justicia española.

Referencias: